Endodoncia

La endodoncia consiste en retirar el tejido pulpar enfermo (infectado) del interior de los conductos radiculares del diente, limpiar y preparar estos conductos para posteriormente rellenarlos con un material biocompatible que se llama gutapercha que aporte un buen sellado del diente. Se realiza bajo anestesia local, por lo que no comporta ningún dolor durante la intervención. Sí que puede ser un poco molesta para los pacientes que presentan una infección del nervio, especialmente una vez pasado el efecto de la anestesia. En estos casos los especialistas indicarán la medicación adecuada para contrarrestar las posibles molestias.